Elegir telas para negocios: que buscar al realizar pedidos al por mayor

La sastrería es un negocio lucrativo que puede proporcionarle durante muchos años. A diferencia de los accesorios o artículos de decoración, la ropa es una necesidad básica: una persona moderna no puede prescindir de ella, así como sin comida y agua. Por lo tanto, crear un taller o incluso una producción en el hogar es una idea efectiva para un negocio. Pero debe acercarse sabiamente a la organización, por ejemplo, si desea hacer un pedido telas al por mayor, es importante tener en cuenta muchos matices. Hablemos de ellos.

Elegir telas para negocios: que buscar al realizar pedidos al por mayor

Cómo elegir la tela para la producción de prendas.

Al iniciar un negocio, debe pensar en qué exactamente y cómo coserá. Si está planeando un taller donde las cosas se crearán por encargo, entonces no necesita comprar muchas telas. Es mejor negociar pequeñas cantidades bajo demanda con su proveedor. Con el cliente, discute el material, el color y pide la tela deseada. A veces, el comprador de sus servicios puede traer el lienzo. Con el tiempo, sabrá qué tejidos son los más populares y podrá pedirlos al por mayor..

Si planea abrir una pequeña producción, es mejor hacer inmediatamente un pedido al por mayor del material. Es cierto que debes elegir las posiciones con prudencia. Considere las siguientes preguntas para ayudarlo a decidir qué tejido es mejor para usted:

  1. ¿Qué tipo de ropa coserás? Cada artículo de vestuario tiene sus propios materiales familiares. Por lo tanto, los impermeables se cosen con tela para impermeables, batas y trajes de hogar, de felpa, terciopelo, velsoft, etc..
  2. ¿Para quién planeas coser? Si estas son cosas para niños, es mejor llevar materiales brillantes con hermosos dibujos. Para los hombres, las telas oscuras de tonos neutros se compran con más frecuencia: negro, gris, azul, marrón. Las mujeres prefieren los materiales ligeros: beige, melocotón, blanco..
  3. ¿Cuál es tu presupuesto? La mayoría de los artículos de vestuario se pueden coser con diferentes materiales. Por ejemplo, las mantas pueden estar hechas de franela o velsoft. Cada material tiene sus propias ventajas, pero definitivamente una es más barata. Guardar su presupuesto puede determinar su elección. Lo principal es no comprar telas demasiado baratas, porque suelen ser malas. La mala calidad de los productos a menudo asusta a los compradores.

Es bueno si su proveedor está listo para ensamblar un pedido de telas con diferentes características. Una variedad de colores y materiales te darán mucha flexibilidad. Pero, si las opciones son limitadas, intente dar preferencia a los lienzos más versátiles en colores neutros..

Por qué realizar pedidos a granel en línea?

Comprar más barato y vender más caro es la esencia de cualquier negocio. Por lo tanto, la cuestión del ahorro siempre vale la pena, incluso cuando se fabrican productos VIP. Cuanto más ahorre el vendedor (dentro de límites razonables), más dinero pondrá en su bolsillo. Entonces, cuando compre, piense dónde será más rentable comprar tela. Normalmente a través de Internet puedes encontrar una oferta mucho más interesante que presencialmente en tu ciudad..

Otros beneficios de los pedidos en línea:

  • más variedad de telas, especialmente si se encuentra en una ciudad pequeña;
  • conveniencia de compra. Puede mirar los productos mientras está sentado en casa con su computadora portátil. No es necesario ir a un almacén ni conseguir un catálogo de una empresa. Por supuesto, no podrá tocar la tela, pero si lo desea, puede aceptar enviar un catálogo con muestras;
  • entrega al lugar que necesites. Las tiendas en línea ya están apuntando a vender mercancías. Como regla general, es mucho más fácil estar de acuerdo con ellos sobre el envío de su lote de una manera conveniente..

Comprar telas a granel en línea es rentable y conveniente. Por supuesto, esta opción tiene sus trampas, pero cualquier acción las tiene. Lo principal es sopesar con sensatez todas las ofertas, comprobar la calidad de la mercancía al recibirla y comunicarse con el proveedor, porque muchos problemas se pueden resolver simplemente pidiendo cambiar los términos de compra o entrega..