Áfido

Para muchos, la floricultura es una experiencia placentera y emocionante. Las plantas, por su único tipo, pueden alegrar, traer alegría y comodidad a la casa. Al mismo tiempo, todo florista aficionado debe comprender: para que una flor crezca, florezca y huela de forma segura, necesita un cuidado constante. Desafortunadamente, existen muchos factores que pueden afectar negativamente la salud de la planta, y uno de ellos es el ataque de plagas de insectos..

La plaga más extendida y ubicua es el pulgón. Como muestra la práctica, muchos cultivadores de flores que se ocupan de plantas de interior no están preparados para lidiar con ello, ya que creen que este problema se aplica exclusivamente a los jardineros. Sin embargo, son los pulgones, a pesar de su diminuto tamaño, los que ocupan lejos del último lugar en cuanto a la magnitud de los daños infligidos. Por lo tanto, compartiré conocimientos que les ayudarán a comprender y exterminar mejor a estos agresores..

Que es el pulgón?

Los pulgones son pequeños insectos chupadores de aproximadamente un milímetro de largo. El color puede ser diferente: negro, verde o marrón. Por lo general, vive en colonias, se reproduce en grandes cantidades, especialmente en climas cálidos, en primavera o principios de verano. Se alimenta del jugo de la vegetación joven, por lo que a simple vista se puede observar en áreas con una cubierta vegetal más delicada (es decir, donde será más fácil perforar la piel): en los brotes jóvenes, la parte inferior de un hojas, brotes, etc. Las hojas dañadas se enrollan, se vuelven amarillas, se marchitan, es posible que los brotes no florezcan en absoluto. En resumen, los pulgones pueden debilitar significativamente la planta y provocar su enfermedad grave..

¿Qué son los pulgones?

Métodos de control de áfidos

La forma más fácil y popular de deshacerse de esta plaga es utilizar productos químicos. Pero no me detendré en su descripción en detalle: el mercado moderno ofrece una variedad bastante amplia de insecticidas y pesticidas, y en una tienda especializada, con el consejo de un asistente de ventas, puede comprar un medicamento realmente efectivo. Sin embargo, cabe señalar que no todos son aptos para el control de insectos en casa..

La razón es simple: los diversos sabores y productos químicos contenidos en la preparación pueden hacer que se sienta peor. Por lo tanto, doy preferencia a los métodos populares para deshacerse de las plagas. Con un uso correcto y regular, pueden lograr buenos resultados..

Primero, los pulgones que se encuentran en la planta a tiempo se pueden erradicar completamente a mano. Si la infección es fuerte, use una infusión de tabaco, cáscara de naranja, cebolla, ajo o pimiento rojo (y cuanto más fuerte sea la infusión, más tiempo no volverán las plagas), mezclado con una solución de jabón para lavar. Rocíe o limpie las áreas dañadas de la planta a fondo con el compuesto preparado. Debido a la consistencia viscosa, la mezcla envuelve los cuerpos de los insectos y les causa dificultad para respirar (como saben, los pulgones respiran por la piel).

Métodos de control de áfidos

También existe un método más radical, sin embargo, debe usarse en condiciones de jardín o en un área bien ventilada. La receta es la siguiente: disuelva 50 gramos de jabón para lavar ropa en 0.5 litros de agua caliente, luego agregue un tercio de un vaso de queroseno. Diluimos el concentrado resultante en cinco litros de agua. Lavamos las áreas de las plantas afectadas por la infestación de pulgones con esta mezcla, luego con agua limpia. Después de una semana, el procedimiento debe repetirse..

Personalmente, prefiero otro método de lucha: ponemos geranio fragante junto a las plantas afectadas … ¡y ya está! Para los pulgones, su olor es mortal y en dos o tres días la plaga desaparece por completo..